Vitamina C Liposomal

Tecnología de absorción revolucionaria

Dónde comprar
 

El futuro de la vitamina C está aquí...

La vitamina C es uno de los nutrientes más probados, consolidados y potenciadores del sistema inmune, con funciones de antioxidante, antiedad, antiviral, antipatógeno y antitoxina que el ser humano haya conocido jamás. Estos beneficios han quedado claramente demostrados a lo largo del tiempo, aunque los humanos continúan siendo una de las pocas especies animales que no pueden producir su propio suministro de vitamina C, por lo que deben extraerla de la comida o mediante suplementos.

Sin vitamina C simplemente no podemos funcionar, no solo por sus propiedades antioxidantes sino también por los varios mecanismos a los que contribuye a lo largo de todo el cuerpo. Ayuda a acumular neurotransmisores, baja el colesterol en sangre, fabrica colágeno, aumenta la absorción del hierro en el intestino, metaboliza proteínas y protege tejidos y células de los efectos dañinos de los radicales libres. Virtualmente, todas las células dependen de ella.
Utilizamos vitamina C constantemente, aunque todavía muchas personas siguen sin consumir lo que realmente necesitan. Nuestro requisito diario de vitamina C es superior a cualquier otra vitamina soluble en agua, particularmente durante períodos de estrés y enfermedad, momentos en los que estos niveles pueden descender.
La mayor parte de la gente toma vitamina C para apoyar su sistema inmunitario y lo hacen con razón, ya que los investigadores finalmente han aceptado que realmente contribuye a nuestro sistema inmunitario. Los notables beneficios de la vitamina C, sin embargo, no se quedan ahí. La investigación sobre la vitamina C es amplia y los beneficios positivos identificados son muchos.