Un
descubrimiento
sorprendente

LA HISTORIA DE ALTRIENT

Les Nachman, cofundador de LivOn Labs, comenzó su carrera en el negocio de los pedidos por catálogo en 1959 y continuó hasta 1988, cuando comenzó a fabricar y comercializar suplementos alimenticios a tiempo completo. Junto con su socio comercial, Les desarrolló varias empresas extraordinariamente exitosas. La vida iba bien. A finales de los años 90, sin embargo, comenzó a sufrir enfermedad cardíaca. En 2003 estaba tan mal que sus médicos le sugirieron un transplante de corazón como último recurso y le advirtieron que debía dejar sus cuentas saldadas.

UN CAMINO DE ILUMINACIÓN

Al toparse con el panorama de la medicina alopática convencional, que se basa en medicación y tratamientos quirúrgicos, Les se sintió abandonado, por lo que él y su mujer estaban abiertos a cualquier opción que salvase su vida. Recurrieron a la medicina «no convencional» y descubrieron un mundo de disciplinas, prácticas y tratamientos que han resistido el paso del tiempo y que se han estado transmitiendo desde el principio de los tiempos. Descubrieron que cada enfermedad o malestar de cualquier tipo ya se ha tratado o está siendo tratada con éxito por la medicina no convencional.

La vitamina C en altas dosis es uno de los antibióticos de mayor espectro conocidos por el ser humano.

Su investigación los condujo hasta dos extraordinarios médicos en California. Uno era un reconocido virólogo y epidemiólogo, mientras que el otro era un cardiólogo inconformista que había estado experimentando con tratamientos alternativos para tratar corazones enfermos durante un largo tiempo. Lo primero y más importante que aprendió de ambos médicos fue que un corazón dañado se puede curar, o al menos se puede detener o ralentizar la progresión de la enfermedad. Lo siguiente fue que un enfoque holístico para tratar la enfermedad resulta esencial.

Siguiendo las instrucciones de estos médicos, el tratamiento de Les incorporó muchas sustancias inusuales, cambios en la dieta, ejercicio, etc. Lo más notable que hicieron estos médicos fue recetarle grandes dosis de vitamina C intravenosa. Todo esto contribuyó a curar y reforzar su corazón.

La lista de los beneficios de la vitamina C es larguísima. Se han usado altas dosis de vitamina C para tratar de todo, desde ántrax a malaria o polio.

Al igual que la mayoría de la gente, ellos pensaban que la vitamina C era algo que se obtenía del zumo de naranja y que su único beneficio era ayudar a recuperarse del resfrío. Imaginemos el impacto que tuvo para ellos descubrir que la vitamina la vitamina C en altas dosis es uno de los antibióticos de mayor espectro conocidos por el ser humano. También es un antioxidante increíblemente poderoso que resulta esencial para la síntesis de colágeno y ciertos neurotransmisores. La lista de los beneficios de la vitamina C es larguísima. Se han usado altas dosis de vitamina C para tratar de todo, desde ántrax a malaria o polio. Incluso algunas toxinas letales de insectos, peces y serpientes son pan comido para altas dosis de vitamina C (lea Curing the Incurable [Cómo curar lo incurable], del Dr. Thomas Levy).

Toda esta información los convenció de que la vitamina C es la sustancia natural más infravalorada del planeta. Su investigación los condujo a leer los trabajos de grandes pioneros investigadores de la vitamina C, como el Dr. Linus Pauling, el Dr. Robert Cathcart, el Dr. Matthias Rath y el Dr. Thomas Levy. Cada una de sus exhaustivas investigaciones revelaban los beneficios de la vitamina C, pero también les permitía reflexionar sobre el problema inherente en un tratamiento con altas dosis de vitamina C.

El TEL fue la respuesta que estaban buscando, el sistema de administración oral de vitamina C de alto rendimiento con alta biodisponibilidad y sin efectos secundarios a nivel gástrico. 

DILEMAS DE LAS DOSIS

La ingesta de dosis de tratamiento con vitamina C oral normalmente provocan problemas gástricos, como diarrea, uno de los más comunes. La mayoría de las personas comienza a sufrir estos efectos secundarios con una dosis de apenas 3 o 4 gramos. Incluso si alguien puede tolerar altas dosis de vitamina C, los estudios demuestran que de 10-12 gramos tomados a la vez solo suelen llegar al torrente sanguíneo entre 1 y 1,5 gramos. El resto continúa hasta el colon y, debido a su alta acidez, la vitamina C atrae al agua del cuerpo y provoca diarrea.

Considerando estos hechos, al principio pensaron que la ingestión oral de vitamina C no debía ser la respuesta. La solución fue la vitamina C intravenosa (IV), pero era poco práctica para el ciudadano de a pie debido al coste del tratamiento, el tiempo y el dolor, así como la dificultad de encontrar un médico que lo administre.

La vitamina C es la sustancia natural más infravalorada del planeta.

Los médicos que se encargaban de Les tenían la hipótesis de que si se podía desarrollar un método de administración de vitamina C oral, uno que realmente permitiese aprovechar una biodisponibilidad casi total sin los problemas gástricos o diarrea habituales, la gente beneficiarse de algunos de los extraordinarios beneficios de la vitamina C en dosis altas. Un producto con estas características no reemplazaría necesariamente a la vitamina C intravenosa, pero sería un puente entre la vitamina C claramente ineficaz y otra totalmente eficaz.

El concepto de encontrar una forma de administrar altas dosis de vitamina C oral comenzó como una idea que continuó carcomiéndoles la cabeza. No obstante, debido a los continuos beneficios de las altas dosis de vitamina C que experimentó Les, pronto se convirtió en una obsesión.

En ese momento, pocos tenían el tiempo y los recursos para perseguir una obsesión, pero Les y Cindy acababan de vender su negocio y él, básicamente, se había jubilado. Después de todo, todos esperaban que muriese. Como su inminente destino parecía ser cada vez menos probable, tomaron la decisión de perseguir el sueño de ofrecer vitamina C biodisponible a todo el mundo.

EUREKA! LA PERSEVERANCIA TIENE PREMIO

La TEL (Tecnología de Encapsulamiento Liposomal) fue la respuesta que estaban buscando, el sistema de administración oral de vitamina C de alto rendimiento con alta biodisponibilidad y sin efectos secundarios a nivel gástrico. La ciencia detrás de la TEL se remonta a finales de los años 70 y principios de los 80, cuando se emitieron la mayoría de las patentes relevantes. El proceso fue inicialmente creado y utilizado por la industria farmacéutica como método para administrar drogas a órganos o ubicaciones específicos del cuerpo sin que los jugos gástricos actuasen y dañasen la integridad, potencia o estructura de la droga. También era importante que la droga en su totalidad fuese absorbida hacia el torrente sanguíneo a través del intestino delgado, intentando que no pase nada al intestino grueso, o lo mínimo posible. Con el correr del tiempo se desarrollaron usos más amplios y prácticos para esta tecnología, incluyendo aplicaciones tópicas para medicinas y cosméticos.

El secreto del uso con éxito de la TEL consiste en crear una molécula encapsulada en un liposoma tan pequeña que es absorbida de inmediato tras abandonar el estómago.

El secreto del uso con éxito de la TEL consiste en crear una molécula encapsulada en un liposoma tan pequeña que es absorbida de inmediato tras abandonar el estómago, preferentemente justo debajo del duodeno, al comienzo del intestino delgado. Esto es más fácil de decir que de hacer. Cada sustancia diferente que se somete al proceso de encapsulación liposomal presenta sus propios desafíos y es necesario escoger la correcta combinación de fosfolípidos y otros ingredientes para perfeccionar la fórmula correcta. Para una explicación exhaustiva de esta ciencia y de este proceso, lea PC Liposomal Encapsulation [Encapsulación liposomal de fosfatidilcolina], del Dr. Robert Milne.

Tras dos años de prueba y error, Les y Cindy consiguieron el producto que habían soñado. En la actualidad, ese producto es Altrient® C.

Las virtudes de Altrient® C se describen a lo largo de toda esta página. Basta decir que ellos creen que la encapsulación liposomal es la mejor forma de administración de vitamina C. Los continuos ensayos científicos ya están demostrándolo. Ellos han presentado esta fórmula patentada y su exclusivo envase a miles de personas de todo el mundo.

El corazón de Les mejora cada vez más. Todavía está jubilado, pero Cindy continúa liderando su causa para llevar su mensaje y su producto a los que no quieran rendirse y quieran seguir disfrutando de la vida. Así es como nacieron Altrient y su increíble sistema de administración.

Explore nuestra gama